Medio ambiente

Mantenemos una operación limpia, que no produce residuos y con emisiones atmosféricas mínimas y sus impactos son monitoreados permanentemente.

UNA OPERACIÓN LIMPIA

GNL Quintero mantiene un compromiso por desarrollar una operación limpia, con altos estándares ambientales, y cuenta con un Sistema de Gestión Integrado que permite prevenir y mitigar los impactos del Terminal en el medioambiente, monitoreando su operación a través de diversos indicadores.

Para más información, revisa la Política de Medio ambiente, seguridad y salud ocupacional (HSSE).

El Terminal trabaja con gas natural, el combustible fósil más limpio que existe, y su proceso operacional se caracteriza por sus bajas emisiones atmosféricas, las que representan menos del 0,1 % del total emitido por las demás fuentes presentes en la bahía de Quintero para Óxidos de Azufre (SOx), Óxidos de Nitrógeno (NOx) y Material Particulado, y se producen mayoritariamente en equipos de respaldo que no forman parte de la operación diaria.

Adicionalmente, el proceso del Terminal no genera residuos en forma significativa, y poseemos un Estándar de Gestión de Residuos que busca minimizar la generación, y potenciar las alternativas de valorización por sobre la eliminación en vertedero. Para poder valorizar la mayor cantidad de residuos, se han incorporado técnicas innovadoras, tales como vermicompostaje, que, mediante la acción combinada de lombrices y microorganismos, logra recuperar los residuos orgánicos generados en las oficinas y el casino.

En 2018 la Compañía suscribió un Acuerdo de Producción Limpia (APL) Cero Residuos a Eliminación y se definieron metas anuales que le permitan lograr ser «Cero Residuos» Sólidos No Peligrosos a fines del año 2023.

Respecto de residuos líquidos, el Terminal utiliza agua de mar para calentar y regasificar el GNL (que está a -160 °C). Dicha agua pasa por unos intercambiadores de calor, llamados vaporizadores, sin tener contacto directo con el GNL, y es devuelta al mar aproximadamente 4°C más fría. Previo a su uso, al agua de mar se le añade hipoclorito de sodio (cloro) hasta alcanzar una concentración no mayor a 0,5 mg/l (4 veces menos que la del agua potable). No se le añade ningún otro químico, ni metales pesados, ni otro tipo de contaminante. A su vez, el agua de mar retoma sus características originales en un radio inferior a los 100 metros desde el punto de descarga.

TRANSPARENCIA AMBIENTAL

El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del Terminal de GNL Quintero fue aprobado por la Comisión Regional del Medio Ambiente de la Región de Valparaíso (COREMA) mediante Resolución de Calificación Ambiental (RCA) N° 323/2005, del 29 de noviembre de 2005. A partir de esa fecha se han realizado otras evaluaciones ambientales relacionadas con la ejecución de diferentes proyectos y mejoras del Terminal. Para más información revisa la ficha de la compañía en el Servicio de Evaluación Ambiental.

La Compañía lleva a cabo un Plan de Seguimiento Ambiental a través del cual monitorea y evalúa permanentemente el desempeño ambiental en sus operaciones.

MONITOREO CALIDAD DEL AIRE

Como parte de sus compromisos ambientales, GNL Quintero financia la operación de 2 estaciones de monitoreo, una ubicada en el centro de Quintero y la otra en el sector de Valle Alegre, las que son administradas por una empresa especializada llamada SGS Chile, quienes reportan directamente y en tiempo real sus resultados a la autoridad ambiental.

ESTACIÓN DE MONITOREO CENTRO QUINTERO

La Estación Centro Quintero permite monitorear las siguientes componentes, según lo estipulado por la autoridad: Dióxido de azufre (SO2), Óxidos de nitrógeno (NOx), Monóxido de carbono (CO), Ozono (O3), Hidrocarburos totales, metánicos y no metánicos; Material particulado MP 10 y MP 2,5. Además, la estación cuenta con equipos para medir la velocidad y dirección del viento, esenciales para el monitoreo de la calidad del aire.

Ir al recorrido virtual

Monitoreo Medio Marino

Como parte de sus compromisos ambientales, GNL Quintero realiza periódicamente diferentes mediciones en el mar, agrupadas en un Plan de Vigilancia Ambiental o PVA.

Estas mediciones se realizan 4 veces al año, son realizadas por una empresa especializada y certificada llamada SyA Ambiental, cuyos expertos toman muestras de agua, sedimento y plancton, con las que se realizan diferentes mediciones y experimentos (en terreno y en laboratorio). Este ha dado cuenta de nuestros bajísimos niveles de impacto de las operaciones del Terminal sobre las aguas y su ecosistema.

Además, semanalmente se monitorean las aguas de descarga de proceso para verificar el cumplimiento de diferentes parámetros comprometidos en su Resolución de Calificación Ambiental.